El Rol del Intestino en la Salud

En los últimos 100 años nuestro estilo de vida ha cambiado dramáticamente. La tecnología, la medicina moderna y toda la facilidad alimentaria nos ha dado muchas comodidades. Pero también nuestras vidas se han vuelto excesivamente estresantes y nos aleja cada vez más de la naturaleza. Comemos alimentos altamente procesados, modificados genéticamente y bañados en pesticidas; el aire está contaminado con toxinas y metales pesados.

Enfermedades crónicas como artritis, diabetes, depresión y problemas autoinmunes están creciendo cada vez más en forma de epidemia – y se puede relacionar desde que empezamos a tener un intestino irritado. Problemas como estreñimiento, eczema, acné y dolor en las articulaciones, entre otros, está íntimamente relacionado con la salud intestinal.

Cuando nuestro intestino – microbiota y pared intestinal- es disfuncional, todo el cuerpo está en riesgo de disfunción. El sistema digestivo, inmune, nervioso y endocrino están conectados e interactúan unos con otros.  Cuando el intestino esta saludable nos sentimos con una energía vibrante, la mente está enfocada y brillamos desde adentro hacia afuera.El tracto gastrointestinal es la maquinaria del cuerpo; extrae nutrientes de los alimentos que consumimos y los convierte en moléculas que pueden ser usadas por las células para mantenernos con vida.

Disbiosis (desequilibrio en las bacterias del intestino), infecciones, parasitos, inflamación crónica, crean un caos en el sistema digestivo y finalmente nos llevan a enfermedades que no nos dejan vivir al máximo la vida.

¿Qué es un “intestino permeable”?

El intestino permeable, también conocido como hiperpermeabilidad intestinal, es una condición en la cual la pared intestinal pierde su integridad, se crean “hoyos” y membranas permeables que permiten que moléculas y compuestos que NO deberían de pasar, lleguen a la circulación sistémica. Estos compuestos pueden ser proteínas completas, bacterias, y moléculas inflamatorias, que cuando traspasan la pared intestinal y llegan a la sangre, crean una cascada de reacciones inflamatorias que despiertan al sistema inmune y lo ponen en modo “guerra” buscando que es lo que no pertenece ahí. La mayoría de las veces, el sistema inmune empieza a atacar proteínas propias del cuerpo, glándulas y sistemas, y finalmente acabamos teniendo disfunción en esos sistemas. Esto es una reacción auto-inmune y enfermedades como Tiroiditis de Hashimoto, lupus, artritis reumatoide, esclerosis múltiple, enfermedad de Crohn y colitis ulcerativa empiezan a presentarse.

Una pared intestinal (que es tan gruesa como una célula) saludable, filtra lo que debe y lo que no debe pasar a la sangre permitiendo que solamente nutrientes en su forma mas pequeña fluyan en el organismo. Cuando nuestra microbiota esta en desequilibrio y presentamos un intestino permeable, vivimos en un estado de inflamación sistémica que afecta todo el cuerpo.

Sintomas de un intestino permeable

  • Digestivos: Estreñimiento, gas, diarrea, hinchazón, síndrome de intestino irritable, sensibilidad a alimentos, úlceras gástricas, etc.
  • Sistémicos: Dolor en articulaciones, artritis, fatiga crónica, sistema inmune débil, rash en la piel, eczema, aumento de peso, enfermedades de tiroides.
  • Cognitivos: Falta de claridad mental, depresión, ansiedad, cambio de ánimos.
  • Autoinmunes: Artritis reumatoide, Neuropatía, Esclerosis multiple, Lupus, Migrañas, Tiroiditis de Hashimoto, Fibromialgia, Alzheimer.

¿Qué es lo que causa un intestino permeable?

Para poder sanar un intestino permeable, necesitamos identificar que es lo que esta causando desequilibrios en la microbiota y en la integridad intestinal, para así poder atacar el problema de raíz.

  • Dieta: los alimentos que consumimos pueden ser nuestra espada o lo que nos mata. Una dieta que alimenta a bacterias y parasitos patógenos no va a permitir que la microbiota que nos beneficia crezca y nos de superpoderes. Reactividad a los alimentos o sensibilidades alimentarias, crean inflamación y reactivan al sistema inmune en modo de ataque. Encontrarlas es un paso muy importante. En mi practica hacemos estudios de sangre para ver a que alimentos somos reactivos y así poder crean un GPS que nos indica que camino seguir.
  • Gluten: El gluten es una proteína que se encuentra en muchos granos (principalmente el trigo) que estimula la secreción de una molécula llamada “zonulin” (zonulina). Esta molécula causa que las uniones entre las células intestinales (que forman la pared) se rompan y permite una permeabilidad de la membrana.
  • Falta de fibra en la dieta: la fibra apoya al sistema digestivo de muchas maneras: regula la absorción del azúcar, la motilidad intestinal, limpia el colon y permite que tengamos movimientos intestinales diarios. La fibra también alimenta a las bacterias benéficas, las hace mas fuertes y se convierte en diferentes compuestos que sanan la pared intestinal.
  • Alcohol: el alcohol deshidrata todo el sistema, y en especifico a la pared intestinal, mata y esteriliza a las bacterias benéficas y disuelve el moco que protege al intestino que permite una buena función de la barrera intestinal. Toxinas ambientales: pesticidas, metales pesados, antibióticos y contaminantes hacen que nuestros alimentos sean de muy baja calidad y matan a las baterías benéficas del intestino.
  • Estrés: el estrés causa disbiosis directamente. El cerebro y el intestino se comunican a través del nervio vago y la inflamación que causa el estrés en el cuerpo llega directo a la pared intestinal y rompe el cemento que mantiene unidas a las células.
  • Falta de sueño: el insomnio altera la función del sistema inmune, rompe nuestro ciclo circadiano y no permite que los nutrientes y el metabolismo interactúen. También la falta de sueño altera el equilibrio en las bacterias del intestino creando así mismo disbiosis.
  • Candida: el intestino permeable puede ser causado por un sobre-crecimiento de un hongo llamado Candida Albicans; se encuentra en la boca, en el tracto gastrointestinal y en el canal de la vagina. La candida esta presente en todos nosotros, en cantidades normales es benéfica para la salud y mantiene un balance en la microbiota. Sin embargo, cuando hay un sobre-crecimiento crea una variedad de síntomas y un intestino disfuncional.
  • Nacimiento e infancia: el primer encuentro con bacterias es por la via vaginal cuando nacemos . La composición de tu microbiota va evolucionando mientras creces y te expones a diferentes cosas en la vida como tierra animales, plantas.
  • Mental/emocional: Como ya he explicado, el cerebro y el intestino están íntimamente conectados y por eso cuando nos sentimos nerviosos, sentimos mariposas en el estomago, cuando nos preocupamos nos da colitis o diarrea. Teniendo una estabilidad mental nos permite tener una mejor microbiota y pared intestinal.

Con esto, les dejo las causas de un intestino permeable y próximamente les subiré un articulo con 10 formas en las que puedes empezar a sanar el intestino permeable para poder tener una vida larga, sana y feliz.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s